martes, 16 de junio de 2009

¡Qué lección de humildad!



“Somos el producto de lo que los otros han irradiado de sí o perdido, pero creemos que somos nosotros. ¡Qué equivocados vamos hacia la muerte! Yo siento que me hice del roce de tanta gente: de la monjita, de la amiga de buen gusto, del tío abuelo casi emparedado, del chico de los pájaros, del beso, de la caricia, del insulto, del amigo que nos insinuó, del que nos empujó, del que nos advirtió, del que callado apretó los dientes y sentimos aún la mordedura...Todos, todos. Somos lo que nos han hecho, lentamente, al correr tantos años. Cuando estamos definitivamente seguros de ser nosotros, nos morimos. ¡Qué lección de humildad!”

Fragmento del libro “Memoria de la melancolía”, escrito por María Teresa León

Lugar: Lanzarote, Canarias, 2004
Autor foto: Ricardo Baticón

6 comentarios:

Ana dijo...

Precioso fragmento para una foto gloriosa...
Un beso Ricardo.

Anita dijo...

Creo que somos quienes somos por naturaleza y por los retales de experiencias que nos rodean.

Buena reflexión y fotografía. Muakk

Anónimo dijo...

yo creo que somos lo que los demás creen que somos, por mucho que uno mismo se vea de una manera, lo que queda, es la impresión que causas en los demás, por eso, realmente quien soy, la persona que yo creo que soy, la que percibe la gente que soy,...

Ricardo Baticón dijo...

Hola Ana y Anita!, me alegro que os haya gustado la foto escogida y el fragmento seleccionado.

Hola Anónimo, buena reflexión, me ha gustado bastante porque sí... sí estoy de acuerdo que muchas veces somos tal como nos ve la gente... Pero también pienso que esta percepción muchas veces no coincide con lo que realmente somos o queremos transmitir (por mil motivos diferentes)... y también debe prevalecer la que somos internamente, independientemente de cómo nos vean los demás...

Saludos y gracias!!!!

victoria dijo...

querido Ricardo gracias por mostrar mi tierra con tus sentimientos,,Una tierra volcanica que los canarios hemos trabajado duramente.Cada uno de nosotros comodeia mi abuelo somos actores en este mundo,comediantes y nos ponemos caretas al salir a la calle, Entonces nos cuesta saber quién la lleva onó,es lo dificil porque poca gente vá de frente ya que siempre saldria perjudicado,ellos me enseñaron a ir de frente pero tienes que ser muy duro y luchador porque la gente lo que desea es la falsedad e hipocresia,No deseo cansarte más.conmi cariño Vicky.Te sigo en tu escondite.Con cariño Vicky

Ricardo Baticón dijo...

Gracias a tí Victoria, por regalarnos comentarios como el que nos has dejado.

Me encanta Canarias... y aún me falta mucho más por descubrirla.

Un abrazo!