lunes, 1 de junio de 2009

Odio… No soporto…



Odio la ensalada de verano y las luces amarillas que alumbran el extrarradio
No soporto las tulipas de las lámparas que anidan en las mesitas de noche cada cuarto

Odio las neveras donde nunca hay nada aparte agua del grifo en botellas de cocacola
No soporto a la gentuza que tiene perro en invierno y en verano va a la calle porque sobra

Odio a los violentos que golpean encubiertos por la ley a sus familias en sus casas
No soporto los mosquitos ni las ratas y el olor a sucio del que no se lava

Odio al que se juega sin escrúpulo ninguno su sueldo en una máquina del bar
No soporto a los que acuden los domingos a la iglesia y luego el lunes son peor que Satanás

Fragmento de la canciónOdio”, del grupo Revólver

Lugar: Timanfaya, Lanzarote, Canarias, 2004
Autor foto: Ricardo Baticón

7 comentarios:

El Mar no Cesa dijo...

Me uno entonces al Odio, aun cuando a veces, puede que no sea el camino.
Me uno al odio contra los violentos en una gran paradoja.
Como siempre, gran post y la foto perfecta.
Un beso Ricardo,
Este Mar.

Ricardo Baticón dijo...

Hola Mar!

curiosa letra de esta canción, verdad Mar??... no se si tu ya la habías utilizado en tu genial blog musical. Un abrazo.

María dijo...

Siempre hay cosas que odiamos, y otras que no las soportamos, ¿qué diferencia hay entre una y otra? yo creo que muy poca, ya que las dos son aspectos de que algo no nos gusta, sólo que odiar es un sentimiento más fuerte de no gustar.

Un beso.

El Mar no Cesa dijo...

Jajaja, no se Ricardo, es que me inspiré en el momento. Gracias por los demás comentarios que me dejaste, como el de marilyn... que bien que te haya gustado.
Un besote,
El Mar.

Ricardo Baticón dijo...

Hola María!... me ha gustado tu reflexión... sobre la distinción de ambos conceptos... muy parecidos en sí, es cierto. Gracias!

Hola Mar!... nada de gracias!, toda una gozada pasarse por tu blog para disfrutar de tus posts musicales!... Un abrazo!

Lola dijo...

Qué grande es Carlos Goñi. Cómo condensa en una canción las cosas que odia. Qué ironía tan fantástica. Qué suerte tenerle en los escenarios, creciendo como artista y autor en cada concierto.
Ricardo, no podías haber elegido un paisaje mejor para esta canción.
Aridez, sí, pero las montañas solapan toda esa sensación.
Me parece muy buena foto.

Ricardo Baticón dijo...

Hola Lola.

Me alegro que la foto... y la elección de la canción/grupo haya sido de tu agrado... pero con la foto lo cierto es que el mérito no fue mío, sino de la fuerza que tiene el Parque Nacional del Timanfaya en Lanzarote... Un paisaje árido, rojizo... volcánico, muy impresionante y con mucha fuerza. Saludos.