miércoles, 25 de diciembre de 2013

Todo el mundo va a la suya














Tengo la teoría de que la gente no te desea suerte en la vida, ni en el amor, ni en el trabajo esperando que esas buenas cosas se apoderen de ti.... Todo el mundo va a la suya, excepto una o dos personas en tu vida... 

El resto habla por hablar, se comunica cono frases que ha escuchado en una película o que alguien le ha dicho... Pero no lo sienten... 

Se que hablaba parte de mi rencor.... El haber perdido a alguien importante te hace que el mundo se te desancle... 

Fragmento del libro Brújulas que buscan sonrisas perdidas de Albert Espinos

Lugar: Getxo-Algorta, Vizcaya, Euskadi, 2013
Autor foto: Ricardo Baticón Tapia